Los mejores destinos para viajar en solitario

Todo lo que nos da la posibilidad de salir de la rutina, merece ser mirado con lupa. Y es que es la única manera de que se convierta en una experiencia inolvidable. Por eso, cuando se viaja no hay que pensar solo en el cuando sino sobre todo en el donde. Cada momento de la vida tiene un destino que nos completará y que nos dará lo que necesitamos en ese preciso instante. Y más importante aún son estas dos cuestiones, el cómo y el con quién. Viajar con familia y amigos, aunque a veces suponga un reto, no deja de ser una vivencia cómoda, en la que lo tenemos todo bajo control. Pero cuando decidimos viajar en solitario, hacemos una apuesta por conocernos mejor a nosotros mismos y por ganar independencia. 

Los motivos para viajar en solitario son numerosos, desde dedicarnos tiempo de calidad para nosotros mismos, superar una etapa complicada, conocer gente, superar miedos, desconectar de la vida diaria y hasta por qué no, no tener que ponerte de acuerdo con nadie para organizar qué hacer en cada momento. Sea cuál sea la razón que elijas, en NomadFlight hemos querido hacer una selección de los mejores destinos para viajar en solitario. ¡Sigue leyendo para elegir tu favorito! 

Toronto, si sientes la llamada de la naturaleza

Una de las grandes motivaciones para viajar en solitario es la tranquilidad. Y damos fe de que en esta ciudad, emblema de la cultura canadiense, la vas a encontrar. Sus más de 6 millones de habitantes, la mayoría nacidos fuera del país, acogen muy bien a todo el que viene de fuera y se respira un aire muy cosmopolita, con el barrio chino, griego, portugués…¡Es imposible aburrirse! 

En la ciudad tienes paradas obligatorias como la CN Tower, la quinta más alta del mundo, el mercado de St. Lawrence, la Casa Loma, un castillo reconvertido en museo o la galería de arte de Ontario que cuenta con obras de Rembrandt, Van Gogh o Picasso. Y el golpe de efecto definitivo lo recibirás en cuanto llegues a las Cataratas del Niágara, que arrojan unas 3.000 toneladas de agua por segundo. 

Como experiencias más alternativas tienes también el recorrido por el mercado de Kensington y Chinatown, llenos de tiendas pintorescas y un paseo por el lago Ontario a bordo de un crucero para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. 

Tailandia, viajar en solitario y a muy buen precio 

Si hay un país en el que te encontrarás a miles y miles de personas viajando solas ese es sin duda Tailandia. Y es que además de ser también un destino muy tranquilo y muy verde a nivel práctico también conquista. Es seguro, la relación calidad-precio es imbatible y es sencillo desplazarse entre ciudades. La magia de su cultura es que persiguen el sentimiento de familia y la ayuda al prójimo ¿Alguien da más? Dentro de los destinos Nomad contáis con estas 3 opciones: 

  • Bangkok: capital del país, te regalará experiencias tan curiosas como visitar un mercado que está literalmente en las vías de un tren, en el pueblo de Mae Klong o hacer un tour gastronómico nocturno en Tuk Tuk. Y para conocer su historia nada mejor que templos como el del  Buda Reclinado, el Gran Palacio o la excursión a la antigua capital Ayutthaya, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Traditional Thai architecture Grand Palace Bangkok
  • Phuket: una isla de apenas 50 km de largo, con unas playas de ensueño que han aparecido sin parar en el cine, un santuario de elefantes precioso en el que podrás incluso alimentarlos, un fondo marino brutal por el que podrás bucear y atracciones curiosas como la Isla de James Bond o la zona de Krabi. 
Beaty limestone rock in the ocean
  • Chiang Mai: al norte del país, tiene más de 300 templos budistas como el de Doi Suthep y en ella se respira una tranquilidad especial. Es imposible irse sin querer hacer tirolina en la selva de Doi Saket y te dejará sin palabras la excursión privada a Chiang Rai, que alberga el famoso “templo azul” y el Triángulo de Oro, una zona de Chiang Rai donde el río Mekong confluye por tres países: Tailandia, Myanmar y Laos.

Cuzco, el paraíso de los mochileros

¿Qué viajero que se precie no ha soñado alguna vez con ver en directo el Machu Picchu? Pues además de esta ciudadela inca a la que se llega tras subir las montañas de los Andes, Cuzco tiene muchas otras maravillas que enseñarte. Empecemos por su Montaña Arcoiris, también conocida como Vinicunca y elegida por National Geographic como uno de los 100 lugares que se deben visitar antes de morir, ¡ahí es nada! Sin palabras te dejará también el Valle Sagrado de los Incas, en el pueblo de Písac y repleto de restos arqueológicos.

Ya en la ciudad, las mejores vistas las encontrarás en el Barrio de San Blas, en la parte alta y lleno de calles empinadas y edificios coloniales mágicos. Tampoco podrás irte sin pasar un ratito por la Plaza de Armas, en la que se encuentra la Catedral de Cuzo o por el Mercado de San Pedro que como curiosidad, construyó el mismísimo Gustave Eiffel.  

Por supuesto, tenemos que hacer mención especial también a su gastronomía y a platos típicos como el «Chiri Uchu», solo apto para amantes del picante y de su famoso ají. 

Belice, la isla desconocida

Otro aspecto importante a la hora de elegir un destino para viajar en solitario son sus dimensiones. Y en este sentido, la recóndita isla de Belice es perfectamente manejable. Te enamorarán sus casitas de colores y su mix entre lo caribeño y lo latinoamericano. Mientras hagas snorkel en Cayo Caulker, no habrá estrés que pase por tu cerebro. Y es que sus fondos marinos son uno de sus principales atractivos junto a sus yacimientos arqueológicos y la amabilidad de su gente.

Singapur, el mix perfecto para viajar en solitario

Cuando se viaja en solitario, lo que se busca también es poder tener vivencias de todo tipo. Y eso siempre lo regalará una ciudad tan cosmopolita como Singapur, llena de contrastes. A un lado verás edificios altísimos y es que su zona financiera (que puede disfrutarse desde el mirador de Marina Bay) es una de las más importantes del mundo. Y al otro miles de puestos de comida callejera, a cada cual más delicioso.  

Para disfrutar de lo verde, nada mejor que los Jardines de la bahía, que tiene más de 500.000 especies botánicas y el invernadero acristalado más grande del mundo, además de sus clásicas estructuras de acero que imitan la forma de los árboles. Además en su Isla de Sentosa, tienes un parque Universal Studio en el que pasarlo en grande. 

¿Qué os ha parecido este primer recorrido por los mejores destinos para viajar en solitario? ¡Prometemos volver pronto con más opciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

En NomadFlight (Titularidad de Nomad Flight S.L.) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de publicar tu comentario en la web. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, posición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@nomadflight.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de privacidad