Los mejores atardeceres del mundo son estos, ¡relájate y disfrútalos! 

Seguramente en más de una ocasión te habrás preguntado: ¿qué tendrán los atardeceres para apasionarnos tanto?, ¿cuál es su poder para hipnotizarnos cada vez que estamos frente a uno? Pues es bien sencillo, esta bajada del sol a última hora de la tarde nos conecta de manera única con la naturaleza y nos ayuda a bajar las altas revoluciones que manejamos en nuestro ritmo vital habitual. Nuestra intervención como humanos es nula, solo nos sentamos a observar y disfrutar del espectáculo que el mundo ha creado para nosotros. 

Hoy venimos con una temática de lo más subjetiva y es que reunir los mejores atardeceres del mundo no es nada fácil. Cada cuál tiene los suyos, influenciados por recuerdos, compañías, instantes de felicidad…Pero en NomadFlight nos crecemos ante los retos y queremos ayudarte a ampliar fronteras. Lo conocido está fenomenal pero mejor aún es lo que está por descubrir. Y lo que hemos hecho es seleccionar para ti una pequeña muestra de atardeceres mágicos que se encuentran en algunos de los destinos que encontraréis disponibles en nuestra web. ¿Nos acompañas a descubrirlos?

Recorriendo el Bósforo en Estambul 

Si hay un país que demuestre la magia de la diversidad cultural ese es sin duda Turquía. Estambul es una ciudad repleta de historia, de las que hay que visitar en más de una ocasión para seguir acumulando aprendizajes. La divide el Estrecho del Bósforo en dos partes, una asiática y otra europea. Y después de un día recorriendo sus puntos de interés, el mejor plan es subirnos a un barco que nos enseñe toda esa magia del Bósforo y el Cuerno de Oro, la parte más antigua del Estambul otomano. El final del recorrido es la parte asiática de la ciudad en la que es inevitable quedarse boquiabierto viendo cómo el sol cae por sus aguas y sus  impresionantes monumentos.

Belice, la gran desconocida

Y siguiendo con la diversidad cultural en mente, otro destino maravilloso es Belice, un país de la Costa Este de América Central lleno de singularidad. En Ciudad de Belice, la más poblada, se encuentra su lado más caribeño con unos fondos oceánicos que hacen las maravillas de los amantes del submarinismo. De hecho su barrera de coral es la segunda más grande del mundo, después de la australiana. 

En lo que a atardeceres se refiere, uno de los lugares más impresionantes es el Cayo Caulker, con calas llenas de arrecifes y en las que el cuerpo te pedirá probar con el Windsurf o el Snorkel. Terminar el día en sus aguas es una de las maravillas que nos regala viajar por el mundo.

El Viajero al Sol de Reikiavik

El continente europeo es una especie de micromundo, lleno de países extremadamente diferentes entre sí. Y a aproximadamente 7 horas de España, tenemos Islandia y sus infinitos atractivos. Lo más habitual es empezar a conocerla a través de Reikiavik y es que aún siendo una ciudad pequeña, sus auroras boreales son lugar de peregrinación. Además de este impactante fenómeno natural, os recomendamos visitar uno de sus monumentos más famosos, la escultura del Viajero al sol. Representa un barco vikingo y se creó en los años 80 para celebrar el 200 aniversario de la ciudad y su tradición marinera. 


Antes de llegar a ella, se recorre el precioso paseo marítimo del viejo puerto y una vez allí nos situamos en un lugar de excepción: las orillas del Océano Atlántico. Si no encuentras paz entre los reflejos morados de su atardecer es que directamente no existe. Y además, si el día acompaña, es posible que incluso disfrutes de vistas a la Península de Snaefellsnes.

Atardece en el Kilimanjaro, suena bien, ¿verdad?

Nos resulta muy difícil quedarnos con un solo país de África pero podemos confesar sin que nos tiemble el pulso que Tanzania está fácilmente en nuestro top 3. Desde sus paradisíacas islas de Zanzíbar, a sus poblados masai y sus safaris hasta la joya de la corona, el imponente Monte Kilimanjaro. Está muy cerca de la frontera con Kenia y es un volcán de triple cumbre, el más alto de todo el continente. 

Puedes disfrutar de su atardecer tranquilamente después de un día de safari. Pero si de verdad quieres aventura, lo que os recomendamos es una excursión que comienza con 3 horas de senderismo hasta llegar al campamento base de Mandara. Este se encuentra a 2.740 metros sobre el nivel del mar (más o menos la mitad de la altura total del Monte) y después de un picnic os tocará bajar en coche hasta Arusha e ir disfrutando por el camino de cómo va anocheciendo.

El clásico skyline de Nueva York

Sí, sí, ya sabemos lo que estás pensando. Nueva York lo conozco sin haberlo visitado. Ok, te lo compramos pero a medias. No hay ninguna película hasta la fecha que sea capaz de hacerte sentir lo que consigue el atardecer de una de las ciudades más bulliciosas del mundo. Cuando el sol cae, los rascacielos de Manhattan toman aún más protagonismo, el Hudson parece que brilla con más fuerza y a uno se le pasa por la cabeza no volver a su ciudad de destino y quedarse allí viviendo el sueño americano. 

Lo más interesante de la ciudad es que tienes mil opciones para disfrutar de su atardecer. Desde sus observatorios – hay varios repartidos por la ciudad y os recomendamos probar con Summit, el último construido – al mítico Puente de Brooklyn, sus muelles o incluso otros puntos más desconocidos como el parque Grantry Plaza en Long Island. Y todas van a dejarte sin habla.

Nueva Delhi, un atardecer con Maravilla del Mundo incluido

El Taj Mahal ya es una visita obligada a pleno sol en Nueva Delhi. Pero la experiencia se hace aún más inolvidable cuando nos acercamos hasta el monumento en las últimas horas del día. Y es que ver como los tonos rojizos tiñen su mármol blanco es algo así como viajar en el tiempo. 

La historia de su construcción es una delicia para los más románticos y es que, según se cuenta, lo creó el emperador Shah Jahan en memoria de la que fue su esposa favorita, que murió durante un parto. Una prueba de amor eterno de lo más majestuosa.

Podríamos seguir recomendándote atardeceres hasta el fin de nuestros días (de hecho ya estamos pensando en una segunda parte para este artículo) pero te dejamos saboreando los primeros y te animamos a que nos cuentes en comentarios cuál es tu atardecer favorito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

En NomadFlight (Titularidad de Nomad Flight S.L.) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de publicar tu comentario en la web. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, posición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a info@nomadflight.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de privacidad